lunes, 1 de septiembre de 2014

CAMINANDO POR LA HUERTA

esta mañana Arántzazu se despertó pronto así que aprovechamos para ir a la huerta un ratito antes de que quemase el sol
es curioso ver como va cambiando la huerta a lo largo del verano, desde que sembramos el plantel, pasaron por la frondosidad más espectacular y ahora empiezan a amarillear las hojas. Pasan etapa tras etapa, recordándonos el ciclo de la naturaleza, los cambios, los tiempos, los ritmos, sin apresurarse, sin correr... cada cosa a su tiempo. Recordándonos que no por estar amarilleando está mas "fea" la huerta, cada cual la mirará con las gafas que quiera... nosotrs intentamos descubrir la belleza de cada momento.


hemos aprovechado para recoger tomates, calabacines y pimientos, y arántzazu ha participado de ello con muchísimo entusiasmo, en seguida ha distinguido qué tomates había que coger y cuales no (decía: rojo, rojo), y metía sus manitas entre las matas para llegar a los más bajos

seguimos aprendiendo juntas, aprendiendo de la naturaleza, los nombres texturas, colores, olores y sabores de las diferentes hortalizas y verduras. Aprendiendo como surgen de la tierra que las nutre y cuida.
Aprendiendo el valor de hacer una misma las cosas, sin depender de otrs, con nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, partiendo de la tierra misma, sin mediar el dinero, instituciones... Nosotrs y la tierra, o la tierra y nosotrs, más todos los seres vivos que intervienen en esta maravilla, desde los microorganismos más invisibles a nuestros ojos, hasta las lombrices que airean y abonan la tierra y los topos que nos inundan la huerta de toperas...


Nos enseña que otras relaciones son posibles, y me alegra que Arántzazu este pudiendo experimentar todo esto; que no viva ajena a la madre tierra y a los dones que nos ofrece y que tanto maltratamos, que vaya descubriendo la vida en su esencia, desde la semilla más pequeña... y que aprenda a amarla, respetarla y cuidarla, simplemente así, teniendo oportunidad de sentirla desde pequeña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario