domingo, 2 de noviembre de 2014

PREPARANDO CESTO DE LOS TESOROS (6-12 meses)

llevamos varios días preparando un cesto de los tesoros para dos bebés muy especiales, Z. y T. dos mellizos de 7 meses con los que Arántzazu y yo hemos compartido mucho los últimos meses. Son dos niñxs maravillosos, no podía ser menos viendo a su mamá y a su papá. Me encanta compartir con ellxs su vida, cómo crecen y aprenden, cómo descubren el mundo, sus sonrisas y sus llantos...

La idea es que lo puedan tener en su casa, en su espacio de juego.

Consiste en coger un cesto (nosotras lo hemos cogido de mimbre) e irlo llenando de objetos cotidianos, no de juguetes.


Los objetos han de ser de distintos materiales, estos son los que hemos escogido nosotras:

-plástico: una caja de bastoncillos (vacía), una botella llena de legumbres, un bote de champu vacío y limpio (sin tapón ya que nos parećia demasiado pequeño), y una bola

-madera: cuchara, pinza de la ropa

-metal: bombilla (de beber mate, hacemos un guiño a que son argentinos), colador

-vidrio: un bote de especias que se nos había acabado (bien lavado por dentro y por fuera)

-telas, fieltro, cremallera, calcetín desparejado (limpio)

-materiales naturales: piñas

Se me ocurren muchos más objetos que podremos ir metiendo con el paso del tiempo:
brocha, cepillo de dientes, zapato de bebe (de estos que no se ensucian porque son de adorno, ya que no andan), mortero,  gomaeva, pelota de tenis, carrete de hilo acabado, tarro de crema de cristal vacío, piedras grandes, peine... un sinfin  de objetos, esto es lo maravilloso de este juego, que tiene infinitas posiblidades,... hasta que lxs niñxs se cansan de él porque empiezan a tener otros intereses, se mueven más...

La idea es que lxs adultxs no intervengan, solo observen, para dejar que lxs niñxs vayan potenciando distintas habilidades como por ejemplo:

-psicomotricidad fina: al coger los objetos concretos, dependiendo de los tamaños y las texturas tienen que hacer determinados movimientos con las manos u otros (pinza, agarrar con la mano entera...)

-psicomotricidad gruesa: el acercarse gateando o reptando hacia el cesto, al llamar su atención.

-desarrollo de los sentidos: a través del juego pueden experimentar con los sentidos, el más evidente es el tacto, ya que es un juego de tocar y coger; pero también el gusto al chupar los objetos (ya que los bebés descubren el mundo chupando las cosas); la vista, pues los objetos tienen distintos colores; el oído, si ponemos objetos sensoriales (un cascabel dentro de otro objeto por ejemplo), o si golpean objetos contra el suelo (el metal no suena igual que la madera)

-libertad y autonomía: ellxs pueden escoger qué quieren utilizar cada vez, con sus tiempos (como nosotrs no intevenimos, no metemos prisas, no sugerimos un objeto en vez de otro...), descubriendo todo un mundo delante de ellxs...

Nuestra idea es que toda su familia participe de este juego; vamos a proponer a los hermanos mayores que metan unos cuantos objetos más hoy, para que esté más completo; y además es que es un cesto que hay que ir renovando, para que los bebés no se aburran cuando lleven mucho tiempo con los mismos objetos y permitirles seguir descubriendo.

Esperemos que les guste y lo usen mucho tiempo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario