lunes, 2 de noviembre de 2015

CASCADA DE FRIJOLES

este verano hicimos esta actividad de vida práctica por primera vez. Es muy sencilla, no necesitas comprar nada, con lo que tengas por la cocina te vale.


Necesitas:

-cuenco de cristal (tipo ensaladera pero te puede valer otro material: madera, metal, cerámica... el caso es el sonido)
- cuenco
-frijoles, alubias
- cazo
- otros instrumentos opcionales: nosotras utilizamos una de estas "pinzas" para el té

Se trata de hacer trasvases de un cuento a otro; el hecho de que el grande fuese de cristal hacía que la cascada de frijoles tuviese un sonido peculiar y que en cierto modo enganchaba! 
Arántzazu lo iba haciendo más despacio, más rápido, de golpe, desde más arriba, desde más abajo.... utilizaba el cazo, el cuenco, las manos... 



 y después cogió las pincitas del te y empezó a coger frijoles uno por uno... esa fue la tarea que más le costó, era complicado abrirlas, meter frijoles dentro y llevarlos al otro cuenco sin que se abriesen las pinzas.... pero bueno, ella decidió coger esas pinzas y las usó hasta que se hartó...




lo interesante de las alubias es que son bastante grandes y el sonido le encantó... parecía enganchada a él durante un rato! 

Cuando se le salían fuera, las cogía y las volvía a meter dentro del cuenco. 

Actividad rápida para practicar la psicomotricidad fina... y se puede hacer desde, quizá los 18 meses, dependiendo de lxs niñxs... nadie conoce a tus hijxs mejor que tú...

Además, de vez en cuando ela coge cuencos y hace esta actividad, es lo bueno, también si les dejas libertad y autonomía ellxs van viendo qué hacer... si lo tienen a su alcance claro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario